Galletas de pan jengibre {Receta tradicional checa}


Lo prometido es deuda! Os dije en mi anterior entrada que pronto publicaría la receta que usé para hacer las galletas de pan de jengibre. Es una receta tradicional checa que "llegó a mi poder" con el kit de cortadores que me mandaron para hacer las bolas de Navidad y pese a que tenía varias recetas guardadas para probar, me decidí a hacer esa y la verdad es que el resultado fue tan bueno que no creo que la cambie por ninguna otra!

La tradición de hacer galletas decoradas con pan de jengibre está arraigada desde hace siglos en muchos países del centro y el este de Europa, pero sin duda las más famosas y brillantes decoradoras de estas galletas están en la República Checa.
Creo que en Occidente desconocemos muchas tradiciones culturales del antiguo bloque soviético, y no es de extrañar por el hermetismo que rodeó a esos países durante años.
Si te gusta este estilo de decoración con glasa tanto como a mí y quieres conocer algo más sobre él, no te asustes a la hora de buscar en internet los trabajos de galleteras tan talentosas como martinaf, MichaelaD, Pavla Mlýnková o Džuli por ejemplo.
Yo he llegado hasta ellas buceando por internet y gracias al traductor online de Google!

Las artistas checas tienen una forma muy característica de decorar el pan de jengibre. Siento una profunda admiración hacia ellas y ni os cuento lo que he aprendido y me he inspirado viendo sus creaciones.
Sus galletas decoradas más que con glasa, parecen estar hechas de encaje!
Como esta que veis en la siguiente foto, extraída de la web Perníky.artmama.cz

Galleta de pan de jengibre decorada con glasa. Imagen Vía Perníky.artmama.cz

En la República Checa además cuentan con un montón de moldes especiales para hacer galletas en 3D como centros de mesa, casitas de jengibre, joyeros, árboles de Navidad, pantuflas, huevos de Pascua o las bolas de Navidad que hice y publiqué en mi anterior entrada.
He hecho un pequeño collage con varias fotografías de galletas tridimensionales para que podais admirar la variedad y la belleza de estas creaciones. Todas las fotos son de la web Perníky.artmama.cz (ninguna de las galletas del collage las he decorado yo)

Imágenes Vía Perníky.artmama.cz

Una vez que he probado a hacer su receta, comprendo perfectamente como logran que les queden tan perfectas las galletas 3D, porque es una masa muy manejable y firme, que no se pega al rodillo ni a las manos y cuando la horneas las galletas adquieren un volúmen precioso, pero apenas se deforman. Además como verás en la receta, el huevo batido que se les aplica al sacarlas del horno les da a las galletas un brillo y un color que a mí personalmente me encanta.

Calendario de Adviento hecho con pan de jengibre.
Imagen Vía Perníky.artmama.cz

Como ya la he hecho en casa, te puedo garantizar buenos resultados. Con esta receta vas a conseguir unas preciosas, esponjosas, ricas y aromáticas galletas de jengibre muy adecuadas para estas fiestas. Es una masa muy sencilla de hacer, fácil de trabajar y además como apenas contienen grasa, "presiento" que engordan bastante menos que las galletas de mantequilla que estamos acostumbradas a hacer.

Galletas de pan de jengibre
{Receta tradicional checa}

Ingredientes:
  • 500 g de harina de todo uso
  • 140 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo (yo he usado cacao puro Valor)
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de especias molidas variadas (canela, jengibre, nuez moscada, pimienta, clavo, anís estrellado)
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos M para la masa, a temperatura ambiente
  • 100 g de miel
  • 1 huevo M más, batido, para pintar las galletas una vez sacadas del horno

Preparación:
Yo hice esta masa en mi amasadora, pero si tú no dispones de una puedes hacerla perfectamente a mano. De hecho es el sistema tradicional.

Tamizamos bien la harina, el azúcar glass, el cacao y el bicarbonato. Incorporamos también la cucharadita de especias variadas. Yo puse 1/2 cucharadita de canela, 1/4 de cucharadita de jengibre, una pizca de pimienta negra molida, 1/4 de cucharadita de nuez moscada y añadí también un par de clavos bien molidos.
La receta original lleva además anís estrellado molido, pero como no tenía en casa no se lo puse.
Mezclamos bien todos los ingredientes secos en el bol de la amasadora con el accesorio de las palas planas a velocidad baja para que no vuele mucho la harina. En caso de hacerla a mano, mezclamos bien con un batidor de varillas.

Hacemos un hueco en el centro de la mezcla de harina y añadimos los huevos, la miel y la mantequilla cortada en dados. Si usas una batidora-amasadora, comienza a batir a velocidad baja. La masa irá ligando poco a poco. Puedes ir aumentando la velocidad de batido a medida que la masa ligue. Sabrás que está hecha cuando se despegue ella sola de las paredes del bol.
Si la vas a hacer a mano, comienza a integrar todos los ingredientes con una cuchara de palo primero y cuando empiece a ponerse más compacta, amasa con las manos hasta finalizar.
La masa resultante es firme, no se pega a los dedos, su color es marrón tostado y desprende un aroma delicioso.
Si te gustan las masas crudas, cuidado que ésta no llegará al horno porque está muy rica!

Esta masa ha de dejarse en reposo 24 h en la nevera o en un lugar fresco y seco, envuelta en film transparente.
Al día siguiente saca la masa unas horas antes de ponerte a cortar y hornear las galletas, pues la masa ha de estar a temperatura ambiente para trabajarla. Estira la masa con un rodillo a un grosor de 5 mm. y corta las galletas con los cortadores que elijas. No es necesario enfriar estas galletas antes de hornear, lo cual resulta comodísimo.

Precalentar el horno a 180ºC.
Poner las galletas en una bandeja cubierta con papel de horno, a una distancia de 2 cm entre una y otra, puesto que aumentarán de tamaño.
Hornear entre 10 a 15 minutos según el tamaño de las galletas y la fuerza de tu horno. En el mío con 12 minutos fue suficiente para galletas de tamaño mediano.

Mientras estás horneando, prepara un huevo batido y un pincel de cocina. Yo usé uno de silicona.
En cuanto saques la bandeja del horno pincela las galletas con el huevo inmediatamente. Adquieren un brillo precioso!
Si además de brillo quieres darles algo de color, añade una gota de colorante al huevo batido, mezcla bien y pincela con ese preparado.

Este es el aspecto que tiene el pan de jengibre si lo pincelamos con una mezcla de huevo batido y colorante rojo por ejemplo:


Una vez hechas, ponlas a enfriar en una rejilla. Cuando se hayan enfriado, guarda las galletas en un recipiente hermético hasta el momento de decorar.

Estas galletas se pueden decorar con glasa real de claras pasteurizadas o de polvo de merengue, pero es aconsejable aromatizar en esta ocasión la glasa que hagas con zumo de limón, porque el contraste con el cítrico les va muy bien.

El pan de jengibre tiene un sabor y una textura muy suave, no te asustes por las especias que lleva porque le proporcionan un aroma fantástico, pero después no son nada fuertes a la hora de comer las galletas. Son además poco dulces y la glasa les aporta el punto de azúcar perfecto.
También son mucho más ligeras y digestivas después de un típico atracón navideño!

¡FELICES FIESTAS!

Bolas de Navidad 3D y galletas de pan de jengibre


Siempre he admirado las galletas que se hacen en los países del este y el centro de Europa, en especial las galletas de pan de jengibre decoradas con glasa de la República Checa. Me encantan sus diseños y la manera tan especial que tienen de decorar.
Mirando páginas web de ese país dedicadas al perníčky (ese es el nombre de esta masa en checo), vi por primera vez las bolas de Navidad tridimensionales que hacían allí y me moría de curiosidad por saber como estaban hechas, con qué molde conseguían ese volumen en las galletas y cual sería la receta de su precioso pan de jengibre... con ese brillo y ese color tan especial.
Una masa tan bonita que simplemente decorada con glasa blanca luce así de bien.


Poco a poco fui "investigando", recopilando recetas de pan de jengibre que tenía que probar a hacer, descubriendo a las más brillantes galleteras de ese país y hasta tiendas online dedicadas a la repostería creativa. En varias de esas tiendas online, vi que efectivamente existían unos moldes especiales para hacer las bolas de Navidad en 3D que me habían "enamorado" y me decidí a conseguirlos como fuera!
Pero las tiendas con las que contacté no enviaban más allá de sus fronteras y como muy lejos, vendían a su vecina Eslovaquia.
En una de esas tiendas incluso accedieron a enviarme el pedido, pero solo podía pagar por transferencia bancaria y los gastos ascendían a 19 € solo por la transferencia! Más aparte el pedido y los gastos de envío...


Pero me gusta complicarme la vida. Sí, definitivamente eso es lo que me va.
Y si además le sumamos que soy maña y por lo tanto bastante testaruda, entonces no es de extrañar que me meta en estos "berenjenales". Así que no me rendí y seguí buscando hasta que encontré esta página web de una empresa checa dedicada al menaje de cocina, que también tenía estos moldes. Me puse en contacto con ellos y me encontré con una gente encantadora que me explicó que su empresa no se dedicaba a la venta por internet y tampoco vendía nada a España normalmente, pero que podían hacer conmigo una excepción. Casi me dio vergüenza decirles que solo quería estos moldes... pero fueron muy amables y en menos de una semana tenía mi flamante kit para hacer las bolas de Navidad en mi casa!


El kit como se puede ver en la foto superior, consiste en un cortador redondo para cortar la masa y varios moldes semi esféricos para poner sobre ellos la masa cortada y hornear así las galletas. Gracias a estos moldes, se consigue que las galletas queden con el volumen necesario para después formas las bolas, uniendo dos partes con glasa.


Después de probar la receta tradicional checa del pan de jengibre, puedo asegurar que no solo hace galletas bonitas, sino también deliciosas! La masa se trabaja muy fácil y es un gusto decorar estas galletas.

Me surgieron dudas acerca de como glasear estas bolas, pues al tener tanto volumen temía que la glasa de relleno resbalara por ellas, pero resultó alucinante ver como la glasa desafía la ley de la gravedad si tiene la consistencia adecuada. No debe ser demasiado líquida, pero tampoco muy espesa si queremos que quede homogénea.

Las dos galletas que forman cada bola las decoré por separado y siguiendo el mismo diseño en ambas caras, esperé a que secaran bien y las uní con glasa. Al unirlas, hay que poner en medio la cinta que servirá para colgar estos bonitos adornos comestibles. En la República Checa acostumbran además a llenar las bolas de pequeños dulces para regalar a los niños.


Estas galletas de pan de jengibre se deben pincelar con huevo recién sacadas del horno, de ahí ese brillo que tienen tan bonito.
Las que veis en la siguiente foto, las pincelé con el huevo batido mezclado con una gotita de colorante rojo para darles ese acabado. El huevo se puede mezclar también con cualquier otro color o incluso cacao en polvo si se desean galletas más oscuras, pero en rojo quedan preciosas para mi gusto!


En la próxima entrada publicaré la receta que he usado para hacer este fantástico pan de jengibre, que si ya me gustaba mucho solo a la vista antes de hacerlo, ahora puedo decir que me tiene encantada!

Dulce Navidad


En mi última entrada os enseñé las galletas que hice para el reto navideño del G-6 y como os podréis imaginar, la masa de galletas que hice para la ocasión dio de sí para cortar alguna galleta más que los 8 ornamentos con los que participé en el reto. Aprovechando los días de fiesta, la masa, la glasa y los adornos de fondant que me sobraron, hice estas galletas.
"Está la vida como pa tirar nada ¿sabes?"

Como yo soy un poco torpe con el fondant que lo rompo todo, porque quiero pegar los adornos a la galleta enseguida y los cojo blanditos, etc., suelo preparar siempre unos adornos de más... que me conozco!



Hace algunos días había visto en el blog de Sugarbelle el efecto de unas galletas decoradas con la glasa haciendo unas bonitas ondas y la idea me encantó. No me pude resistir a intentarlo y el resultado es precioso para mi gusto.
Ya le puedes poner encima la decoración que quieras, a mí me parece que queda ideal!
Puedes ver su tutorial en este enlace.


El remate rojo de estas galletas está hecho con una boquilla Wilton nº 16 y ha de hacerse con glasa de delineado más dura de lo normal para que quede bien marcada la estría de la boquilla. Para conseguir que quede firme el dibujo, es necesario añadir a la glasa de delineado más azúcar glass bien tamizado, hasta que adquiera la consistencia adecuada. Esta vez creo que me falto añadir un poco más de azúcar, porque el dibujo de la boquilla no me ha quedado tan marcado como otras veces.
Gracias a la glasa de polvo de merengue, el intenso rojo sobre la glasa blanca aún húmeda no ha sangrado ni un poco!


En las galletas azules además de hacer ese remate con la boquilla 16, también probé a hacer por primera vez un cordón de glasa que ví en un vídeo-tutorial de la elegante SweetAmbs.

Puedes ver a continuación su video:


Cuando estaba haciendo el cordón sobre la segunda galleta, me di cuenta de que ella traza las "eses" que lo forman de fuera hacia dentro y yo lo hice exactamente al revés... definitivamente necesito practicar más!

Galletas Navideñas {Segundo desafío del G6}

El G-6, o lo que es lo mismo, las glaseadoras volvemos a la carga con un nuevo "desafío"!
En esta ocasión el tema del reto es la Navidad.

He decorado para este nuevo reto unas galletas que servirán para adornar el árbol. 
Y es que siempre que pienso en esta época del año me vienen a la cabeza las comidas familiares, el frío, los regalos y desde luego el ratico tan agradable que pasaba con mi madre de pequeña decorando el árbol. Por eso creo que me he decidido a hacer estas galletas, porque creo que decorar el árbol de Navidad con la familia es una de las cosas más bonitas de estas fiestas!


Soñé con tener estos cortadores durante mucho tiempo, pero solo los encontraba en una tienda online americana y resultaban carísimos. Hace unos meses, los localicé en una tienda online alemana {Tortissimo} y algunas de las glaseadoras hicimos un pedido juntas para así compartir los gastos de envío. Qué ganas tenía de estrenarlos... y el reto ha sido la ocasión perfecta para hacerlo!

Tenía en mente varias ideas para decorar estas galletas, pero sinceramente ninguna gana de ponerme a ello! Así que aprovechando estos días de fiesta y como una mala estudiante que deja todo para el último momento, me puse a decorar el pasado viernes y decidí hacer dos versiones bien diferentes. ¿No son una pasada estos cortadores? Creo que son los más bonitos que tengo!

He decorado mis galletas con glasa real, adornos de fondant y adornos de azúcar como perlas, mini copos, mini acebos y purpurinas de colores.
Algunos adornos de fondant están recortados con cortadores con expulsor, por ejemplo los copos de nieve y las hojas de acebo grandes.


Otros adornos de fondant están hechos con moldes de silicona, como los lazos en las galletas azules y el árbol de Navidad, Papa Noel, el reno y el muñeco de nieve en las galletas rojas.

El abeto lo hice con fondant verde y lo adorné con purpurina comestible y non-pareils rojos. También pinté con colorante marrón el tronco del árbol.
El resto de adornos los hice con fondant blanco y posteriormente los pinté a mano usando pinceles y colorantes comestibles en gel. Concretamente mis amados Americolor.


Aunque antes era muy poco amiga del fondant, he de admitir que se consiguen muy buenos resultados combinando glasa real con adornos de fondant en las galletas. Los moldes de silicona de los lazos y los cortadores con expulsor los compré en Ebay, en una tienda de Hong-Kong que envía a España entre otros muchos países y no cobran gastos de envío... sí, el envío es gratis!

"A petición popular" Edito:
El molde de Papa Noel, el muñeco de nieve, el árbol y el reno lo podeis encontrar en esta otra tienda de Ebay, y tampoco cobran los gastos de envío a España.

 
Como toque final les he añadido unas cintas de organza para poder colgar los adornos en el árbol. Para poder hacer esto, solo debes hacer un pequeño agujero en las galletas con una pajita de las de refresco antes de hornearla.


Y aquí tenéis el mosaico con todas las galletas del G-6 para este desafío navideño:


No dejes de visitar sus blogs para admirar con más detalle sus preciosas creaciones!
  1. Julia de Postreadicción
  2. Nani de Galletas Artesanas (yo misma)
  3. Patricia de Experimentos con azúcar
  4. Paula de Galletilandia
  5. Rocío de Galletas para celebrar
  6. Zulima de Algo más que una galleta
Nota:
Hoy hace exactamente 2 meses que no publicaba ni una sola entrada en el blog. Y no solo eso, es que he pasado muchísimo tiempo sin hacer ni una sola galleta.
Lo cierto es que he estado un poco deprimida...
Después de lo pachucha que estuve con los vértigos y lo inútil que me llegué a sentir, pensaba que nunca volvería a ponerme a decorar galletas. Me daba una pereza horrible solo pensar en hacer la masa, la glasa, mezclar colores... y además mi creatividad se marchó de vacaciones por mucho tiempo. Tanto que cuando mis amigas las "glaseadoras" decidieron fijar la fecha del reto navideño para hoy 10 de Diciembre, yo estaba convencida de que no sería capaz de afrontarlo. Pero lo cierto es que con su ayuda y los ánimos que me han estado dando, este reto me ha supuesto un bonito desafío que me ha venido de maravilla para volver a coger la manga pastelera!
♥ Gracias por todo chicas ♥