Recetas de Galletas

Las galletas decoradas no han de ser solo un regalo para la vista, se supone que también han de estar tan ricas como bonitas lucen. Una buena galleta tiene siempre detrás una buena receta y aquí te dejo unas cuantas de las que yo conozco.


NINGUNA DE ESTAS RECETAS DE GALLETAS SON MÍAS! 
Tan solo comparto contigo las que yo he encontrado por internet, he probado y puedo dar fe que salen ricas y se decoran bien. Es importante su consistencia para que soporten la glasa y la manipulación que requieren al decorarlas.
También es importante que la superficie quede lisa, que no se agrienten mucho ni se abomben y que al cortarlas no pierdan el frío rápidamente.

Estas son unas cuantas de mis recetas favoritas:


Galletas de mantequilla infalibles
(Receta del blog Postreadicción)
  • 250 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar glasé o azúcar normal
  • 1 huevo normal y 1 yema, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de extracto de almendra ó extracto de mantequilla
  • 550 g de harina tamizada
Podéis ver cómo se hace en mi vídeo tutorial.


Observaciones:
Esta receta es una estupenda adaptación que Julia ha hecho de la receta de galletas para decorar de "El rincón de Bea".
La proporción de harina, mantequilla y huevo es ideal para mi gusto y consigue hacer unas galletas muy ricas, sin exceso de harina y por lo tanto sin grietas una vez horneadas, con una superficie lisa inmejorable. Se decoran divinamente y ni se rompen, ni se desmigan al manipularlas mientras las decoras o embolsas. Es la receta que más suelo hacer, ya que las galletas me queden perfectas, no se deforman al hornearlas, ni se expanden en el horno, ni te dan ninguna sorpresa de última hora. La masa aguanta el frío mientras la estás cortando mucho tiempo y su sabor y textura es inmejorable.
Te invito a probarlas!


Receta Básica de Galletas de Mantequilla 
(Esta es mi adaptación de la receta de Karen's Cookies)
  • 225 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grs de azúcar glass
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas (10 ml) de extracto de vainilla
  • ½ cdta. de extracto de almendra o emulsión, opcional
  • 400 grs de harina para todo uso, tamizada
Cremar la mantequilla, azúcar y sal hasta que esté suave y esponjosa, unos 3 minutos con la batidora a velocidad media. Añadir el huevo entero, la vainilla y el extracto de almendra opcional y batir hasta que esté bien incorporado. Añadir entonces la harina que habremos tamizado previamente, en tres adiciones. Batir a velocidad baja sólo hasta que la harina se mezcle, no mezclar demasiado.
Dividir la masa en dos mitades o tercios. Extender cada bola de masa a 6 mm. de espesor. Yo suelo poner papel de horno debajo de la masa y encima de ella y pasar el rodillo sobre el papel, para que no se pegue.
Refrigerar las planchas de masa hasta que estén firmes, por lo menos una hora y hasta 2 días.

Precalienta el horno a 180º C.
Cortar la masa en las formas deseadas y colocar en bandejas forradas de papel de horno o con un tapete de silicona. Hornear en horno precalentado hasta que las galletas se vean secas en la superficie y sean de color marrón dorado en los bordes, unos 10 minutos para galletas de tamaño mediano (las galletas muy grandes pueden tardar hasta 12 o 15 minutos). Retirar las galletas de las bandejas de hornear a una rejilla para enfriar. Dejar enfriar completamente antes de decorar.

Observaciones:
Esta receta hace unas galletas deliciosas incluso sin decorar. Son una base estupenda para hacer unas pastas de té, por ejemplo. Como inconveniente, aunque no son demasiado frágiles, sí tienden a expandirse un poco en el horno y a veces las galletas pierden su forma ligeramente si la masa no está muy fría y he de admitir que esta masa pierde el frío rápidamente. A veces al manipularlas se desmigan un poquito pero aguantan la glasa de forma estupenda... e insisto, son deliciosas!


Galletas de mantequilla para decorar 
(Receta del blog "El Rincón de Bea")

Esta es una receta ideal para principiantes por la consistencia de la masa, su sabor y textura. Aguanta mucho tiempo, se corta muy bien y aguanta el frío mientras la estás manipulando.
Bea, con muy buen criterio, no permite que sus textos o fotografías se usen sin su autorización y yo también prefiero dirigir un link a su fantástico blog que copiar palabra por palabra aquí su receta. Su paso a paso es fantástico, sus explicaciones completísimas y no creo que necesite ni una coma o un punto más.
Ella lo explica divinamente aquí:

GALLETAS DECORADAS I (La Masa)


Galletas definitivas de chocolate
(Receta extraída del blog de Lilaloa y adaptada y simplificada por Mensaje en una galleta)


  • 1 Barra de mantequilla  de 250
  • 300 gr. de azúcar molida en la thermomix o sin moler
  • 2 Huevos ecológicos o de corral, no son muy grandes
  • 1 Una cucharadita  de vainilla
  • 1 Una cucharadita  de aroma avellana, champán, almendra y si no, otra vez vainilla (¡Ojo! Son todos aromas, que a nadie se le ocurra echar champán de verdad)
  • Un cucharadita de sal
  • 85 gramos de cacao en polvo. Yo uso Valor.
  • 425 de Harina de repostería
Mezclamos la mantequilla y azúcar, después le incorporamos los huevos, la vainilla, el aroma,  el cacao y, cuando tengamos una mezcla homogénea, la harina en tres veces. Amasamos un poco, estiramos entre dos papeles de horno y a la nevera. Sacamos. Cortamos. Horneamos ¡Listo!  Si os gustan suaves y tiernas como a mí horneáis 7 minutos a 180 º, si os gustan crujientes, entonces 9 minutos. Tiempos de mi horno, que es un tío fuerte, quizá en el vuestro necesite algo más.


Galletas de pan de jengibre
(Receta tradicional checa)



  • 500 g de harina de todo uso
  • 140 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo (yo he usado cacao puro Valor)
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de especias molidas variadas (canela, jengibre, nuez moscada, pimienta, clavo, anís estrellado)
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos M (para la masa) a temperatura ambiente
  • 100 g de miel
  • 1 huevo M, batido (para pintar las galletas una vez horneadas)

Yo hice esta masa en mi amasadora, pero si tú no dispones de una puedes hacerla perfectamente a mano. De hecho es el sistema tradicional.
Tamizamos bien la harina, el azúcar glass, el cacao y el bicarbonato. Incorporamos también la cucharadita de especias variadas. Yo puse 1/2 cucharadita de canela, 1/4 de cucharadita de jengibre, una pizca de pimienta negra molida, 1/4 de cucharadita de nuez moscada y añadí también un par de clavos bien molidos.
La receta original lleva además anís estrellado molido, pero como no tenía en casa no se lo puse.
Mezclamos bien todos los ingredientes secos en el bol de la amasadora con el accesorio de las palas planas a velocidad baja para que no vuele mucho la harina. En caso de hacerla a mano, mezclamos bien con un batidor de varillas.

Hacemos un hueco en el centro de la mezcla de harina y añadimos el huevo, la miel y la mantequilla cortada en dados. Si usas una batidora-amasadora, comienza a batir a velocidad baja. La masa irá ligando poco a poco. Puedes ir aumentando la velocidad de batido a medida que la masa ligue. Sabrás que está hecha cuando se despegue ella sola de las paredes del bol.
Si la vas a hacer a mano, comienza a integrar todos los ingredientes con una cuchara de palo primero y cuando empiece a ponerse más compacta, amasa con las manos hasta finalizar.
La masa resultante es firme, no se pega a los dedos, su color es marrón tostado y desprende un aroma delicioso.
Si te gustan las masas crudas, cuidado que ésta no llegará al horno porque está muy rica!

Esta masa ha de dejarse en reposo 24 h en la nevera o en un lugar fresco y seco, envuelta en film transparente.
Al día siguiente saca la masa unas horas antes de ponerte a cortar y hornear las galletas, pues la masa ha de estar a temperatura ambiente para trabajarla. Estira la masa con un rodillo a un grosor de 5 mm. y corta las galletas con los cortadores que elijas. No es necesario enfriar estas galletas antes de hornear, lo cual resulta comodísimo.

Precalentar el horno a 180ºC.
Poner las galletas en una bandeja cubierta con papel de horno, a una distancia de 2 cm entre una y otra, puesto que aumentarán de tamaño.
Hornear entre 10 a 15 minutos según el tamaño de las galletas y la fuerza de tu horno. En el mío con 12 minutos fue suficiente para galletas de tamaño mediano.

Mientras estás horneando, prepara un huevo batido y un pincel de cocina. Yo usé uno de silicona.
En cuanto saques la bandeja del horno pincela las galletas con el huevo inmediatamente. Adquieren un brillo precioso!
Si además de brillo quieres darles algo de color, añade una gota de colorante al huevo batido, mezcla bien y pincela con ese preparado.

Este es el aspecto que tiene el pan de jengibre si lo pincelamos con una mezcla de huevo batido y colorante rojo por ejemplo:


Una vez hechas, ponlas a enfriar en una rejilla. Cuando se hayan enfriado, guarda las galletas en un recipiente hermético hasta el momento de decorar.

Estas galletas se pueden decorar con glasa real de claras pasteurizadas o de polvo de merengue, pero es aconsejable aromatizar en esta ocasión la glasa que hagas con zumo de limón, porque el contraste con el cítrico les va muy bien.


Galletas de mantequilla y cacao {ideales para pintar}
(Receta de Vanina, del blog Viva la Tarta!)



  • 420 gr de harina tamizada
  • 220 gr de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 1 huevo M
  • 150 gr de azúcar
  • 20 gr cacao en polvo (yo uso cacao puro Valor o Hershey's)
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
Mezclar la harina junto con el cacao en polvo y la pizca de sal. Reservar.
Batir el azúcar con la mantequilla hasta que forme una crema esponjosa.
Añadir el huevo e integrar en la mezcla. Añadir después la vainilla.
Sumar poco a poco la mezcla de ingredientes secos y amasar con la pala plana de nuestra amasadora o a mano, hasta que la masa nos quede flexible y poco pegajosa.
Con un rodilla nivelamos la masa a un grosor de 5 o 6 mm. Dejamos enfriar al menos tres horas, mejor durante toda la noche. Cortamos nuestras galletas con la masa ya bien fría y horneamos a 180ºC (sin aire) durante 10 min.
Enfriar las galletas sobre una rejilla.

Estas galletas además de ser deliciosas, son ideales para pintar porque la masa adquiere un color tostado gracias al cacao que llevan, que contrasta a la perfección con la galsa blanca que nos servirá de lienzo para pintarlas.


Galletas de Mantequilla y Almendra
(Receta del blog Bake at 350)


  • 450 gr de harina tamizada
  • 2 cucharaditas de levadura química (Royal)
  • 190 gr de azúcar blanquilla
  • 225 gr de mantequilla, fría
  • 1 huevo XL
  • 1 ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de emulsión ó extracto de almendra

Combinar la harina tamizada con la levadura y mezclar bien. Reservar.
Poner en el bol de la amasadora el azúcar normal con la mantequilla cortada en daditos. Batir hasta que esté cremosa la mezcla y casi disuelto el azúcar. Esto costará dependiendo de tu batidora, de 3 a 5 minutos aproximadamente.
Añadir el huevo y los extractos y mezclar hasta que estén bien integrados en la mezcla.
Añadir finalmente la harina en tres veces y mezclar bien hasta obtener una masa uniforme que ya no se pega apenas al bol ni a los dedos si la tocamos.
Sacar la bola de masa y amasar un poco con las manos. Dejar reposar un poquito y extender con el rodillo a unos 6 milímetros de grosor.
Refrigerar como mínimo una hora y cortar después con los cortadores.
Distribuir las galletas en bandejas a una distancia de 2 centímetros entre ellas para que no se peguen al hornear.
Encender el horno a 180ºC y cocer dependiendo del tamaño de las galletas entre 10 a 15 min.


Galletas sin gluten {especial celíacos}
(Receta extraída del blog manzanaycanelablog.blogspot.com)
  • 250 gr harina sin gluten (165 gr de harina de arroz y 85 de maicena)
  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 gr de queso mascarpone
  • 130 gr de azúcar
  • 2 yemas de huevo
Se pone en la batidora la mantequilla en pomada junto con el azúcar, cuando esté bién mezclada añadimos el mascarpone y después las 2 yemas de huevo, seguidamente mientras la máquina va moviendose vamos añadiendo la harina a cucharadas y dejamos que se mezcle muy bien. Sacamos la mezcla y la ponemos unos 20 minutos en la nevera (para que la masa coja cuerpo), sacamos de la nevera, extendemos dejando una altura de 1 cm más o menos y vamos cortando la masa.
Ponemos en una bandeja para horno con papel de horno y lo metemos unos 15 minutos (cuando empiezan a dorarse las esquinas están hechas) a 180º.


Galletas de mantequilla para decorar, sin huevo 
(Receta de la web de Sugarmur)
  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr. de azúcar glass
  • 1 y cucharaditas de aroma (el que querais)
  • ½ cucharadita de sal
  • 250 gr. de harina
Comenzamos como siempre, batiendo la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente) con nuestra amasadora o nuestra batidora de barillas. Batiremos hasta que la mantequilla quede suave con una textura parecida a la pasta de dientes. Entonces es el momento de añadir poco a poco el azúcar glass, que por supuesto estará previamente tamizado.
Una vez integrado todo el azúcar, procederemos a incorporar el aroma elegido. Yo suelo usar extracto de vainilla, pero podeis añadirle el aroma que más os guste.  La proporción correcta, es una cucharadita de aroma por cada 100 gr. de mantequilla que usemos. Integramos bien en la masa.
Añadiremos ahora a la harina la media cucharadita de sal. La harina debe ser de todo uso y la habremos tamizado también con antelación.
Vamos añadiendo a nuestra masa a cucharadas mientras mezclamos con una lengua de silicona hasta integrarla por completo. Finalmente formaremos una bola con las manos y la meteremos en la nevera 1 hora como mínimo para después estirarla con el rodillo y ponernos a cortar las galletas.
La mayoría de las veces, yo suelo estirarla con el rodillo regulable antes de meterla en la nevera, así las planchas ya estarán listas para cortar en cuanto pasen unas horas.
También podemos congelarla estirada y luego solo tendremos que cortar nuestras galletas y tal cual irán al horno, sin esperar a que se descongelen.
De cualquier manera que decidas hacerlo una vez lista la masa, estirada y cortadas las galletas, calentaremos el horno a 170ºC. Estas galletas necesitan de 12 a 15 minutos de horneado dependiendo de tu horno y el tamaño de las galletas.
Como siempre, las pondremos en bandejas y al horno. Dejamos enfriar en una rejilla y decoramos al gusto.


Estas son mis recetas básicas favoritas para la masa. Espero que te sean útiles.