Galletas para boda {Rosas de glasa}

No hace mucho tiempo, descubrí gracias a Facebook a un artista alemán que decora entre otras cosas, unas galletas maravillosas. Su nombre es Daniel Treffon y AQUÍ puedes contemplar sus magníficas galletas y tartas. Tal vez su forma de decorar sea un poco "barroca", pero algunas de las técnicas y elementos que utiliza para sus trabajos me dejaron boquiabierta.
A través de su página, en uno de los comentarios le preguntaban si existía algún tutorial donde aprender a hacer las mini-rosas que aparecen decorando sus galletas y enlazaba hacia un fantástico video  de youtube en el que se puede aprender no solo a hacer mini rosas de glasa, sino también rosas victorianas pintadas con luster dust para decorar pasteles y cupcakes... me pareció una locura!

De ese modo siguiendo el enlace hacia el video que he insertado a continuación, llegué a descubrir a otro artista de la repostería llamado Ceri Dz. que tiene su negocio concretamente en Cardiff. Sueño con poder asistir allí a alguno de sus cursos... de momento me conformo con verle trabajar en sus video-tutoriales.


Como tenía que hacer unas galletas de boda, me pareció que estas rosas podían quedar preciosas para decorarlas si  lograba que me saliera alguna... así que ni corta ni perezosa una vez visto el video, cogí un palillo redondo, la manga pastelera cargada de glasa bien durita y a practicar!

Tuve algunos problemas al principio, pero después de hacer unas cuantas pude más o menos pillar el tranquillo al movimiento de la boquilla para despegar el pétalo del centro de la rosa. Las más decentes las guardé y me puse a decorar mis galletas.


Como puedes ver en el video, las mini rosas se hacen con la boquilla 56R de PME y para hacer las hojas pequeñas usé en este caso la boquilla ST50, también de PME. La gracia del asunto como casi siempre, está en contar con los materiales adecuados, que la textura de la glasa sea la correcta y hacerlo muchas veces hasta conseguir el resultado que queremos.

Para esta galleta de felicitación he combinado glasa de relleno y delineado, las palomas que la decoran son de fondant blanco y están hechas con unos cortadores con expulsor que compré AQUÍ. También he pintado algunos detalles con luster dust dorado.
Aunque había hecho algún boceto y tenía muy claro lo que quería para decorar esta galleta, he de confesar que el resultado me parece un poco chabacano, la veo recargada y a mi gusto le sobran los puntos verdes del contorno. Ah! y el luster dust dorado también... ¿algún fallo más por favor? Sí, el pipinig de las ondas del corazón es odioso gracias al tiempo insoportable de estos días!


El problema fue que mientras hacía las rosas y decoraba estas galletas, hemos sufrido como bien sabéis una ola de calor larga y agotadora... qué mal me sienta el calor! No es que no me guste el verano, es que mi cuerpo tolera el calor peor que el frío y si además estás intentando hacer algo y los elementos se unen contra ti todavía le coges más manía!
La textura de la glasa empezó a volverse más y más blanda cada vez y tenía que parar de cuando en cuando y dejar la manga en la nevera para que la glasa adquiriera de nuevo la consistencia necesaria. Un rollo vamos!

No solo tuve problemas para hacer las rosas, decorando las galletas como os cuento, noté que no controlaba el delineado como otras veces y el resultado no es exactamente como yo quería.
También me ocurrió por primera vez, que me quedé corta de glasa de relleno y solo me faltaba por decorar la tarta... menos mal que suelo tener fondant últimamente en casa!
Cubrí la galleta de la tarta de fondant blanco, le apliqué un perlado y después la decoré con glasa de delineado y las mini rosas. Lo bueno de hacer adornos de azúcar, es que metidos en un recipiente hermético pueden durar meses y siempre tienes elementos a mano para dar el toque final a cualquier decoración.


Otra técnica que he probado en estas galletas y que también vi en las fotos de Sweet Bakery, es el barrido de la glasa con pinceles diferentes en zonas más amplias y usando distintas consistencias de glasa. En las fotos no se aprecia como al natural (qué pena), pero se consigue dar la sensación de una tela de gasa de muchas capas. Tengo que practicar más, pero el efecto es precioso. Además le añadí rainbow disco dust con un pincel sobre la glasa húmeda para lograr el brillo.

La galleta del ramo la hice como siempre con dos cortadores, uno pequeño rectangular y otro redondo con ondas. Para hacer los tallos he delineado con la boquilla 1.5 de PME y le he añadido hojas pequeñas con la boquilla ST50 de PME, las mini rosas y perlas de azúcar blancas.


Ese mismo efecto del barrido lo usé en las galletas de las novias y de nuevo adorné con las rosas las solapas de los trajes de novio.


Tengo pendientes para los próximos días más galletas de boda, unos cuantos cupcakes y puede que una tarta de fondant... se nota que casi termina el verano y todo vuelve a la normalidad ¿verdad?

Viva el estrés!

Summertime


¿Qué tal va ese veranito?
Yo he terminado mis vacaciones hace casi un mes y como veis, sigo haciendo galletas.
Esta vez me he decidido a estrenar mis cortadores "marineros"... pero no todos por falta de tiempo, para variar!
Hace más de un año que los compré en Karen's Cookies, en aquellos tiempos en los que no retenían los paquetes las aduanas. Qué felices eramos ¿verdad? ahora ya no me atrevo a pedir nada que venga de los Estados Unidos.
Si hay alguna novedad en ese tema no me importaría saberlo, pero como actualmente en España empezamos a poder conseguir todo tipo de material tampoco es para tanto el problema.
Compré casi toda la colección veraniega: el bikini, la palmera, la chancla, el velero, el pulpo, un pez, una sirena, la estrella de mar, un par de conchas diferentes, el caballito de mar... solo me faltó el castillo de arena porque no estaba disponible cuando hice el pedido, que si no me lo compro también!


Una estrella de mar, un pez tropical, un par de conchas (ambas decoradas con la técnica del marmolado o marbling) y un dólar de arena. Para hacer el dólar de arena solo hace falta un cortador redondo y una pajita para hacer los cinco cortes que tiene a los lados y le dan esa forma tan característica. Es una galleta muy sencilla pero me encanta!

El verano pasado no recuerdo que me pasó que me quedé con las ganas y no llegué a hacer estas galletas y aunque he intentado hacer un par de cada modelo que tenía, no me ha dado tiempo. Tan apurada me he visto que ni siquiera he sido capaz de teñir la glasa en 5 o 6 colores para que lucieran más atractivas y veraniegas. He de reconocer que aunque adoro decorar galletas, separar y teñir la glasa me resulta lo más tedioso de todo el proceso. Hacer la masa no me lleva mucho tiempo, estirar, enfriar y cortar la masa no resulta muy laborioso, horneo sin demasiadas complicaciones y hago la glasa en un santiamén, pero Ay Virgencita! no tenéis idea de lo que me cuesta ponerme a teñir...

Así que sumando la falta de tiempo a la pereza que me entra, solo usé 4 colores para decorar: blanco, color piel, naranja y verde... y no me gusta nada el verde que he usado en la sirena y el caballito de mar, porque no me parece el adecuado para estas galletas. Lo suyo hubiera sido un azul turquesa o un verde aqua como tenía yo en mente, pero por mucho que mezclé no logré lo que quería y al secarse aún se volvió más verde como era de esperar. Esto tendré que estudiarlo porque jamás consigo ese tono y me encanta!


Tanto en la sirena como en el caballito de mar, utilicé un disco dust verde que le da a las galletas un brillo muy bonito. Creo que no se aprecia muy bien en las fotos pero vistas "en persona" queda precioso. También le apliqué un perlado a las conchas y el dólar de arena... pero tampoco se ve demasiado en las imágenes.

Por si alguien se pregunta qué es eso que hay bajo las galletas y que parece arena, es sencillamente azúcar moreno. Lo he visto en montones de fotos de galletas de este tipo y me encantaba el efecto, así que no dudé en llenar una bandeja de azúcar para la "sesión fotográfica". El "chow" vino después para devolver el azúcar a su bolsa original...

Para hacer las fotos me tomé muy poco tiempo, como todas últimamente desde que tengo mi estudio portátil y creo que han quedado bien chulas. Aprovecho para enseñaros la que organizo en casa cuando voy a hacer fotos con la caja de luz.


Compré un sencillo y cómodo set que consiste en una maletita que cuando la despliegas es la caja de luz, lleva dos focos halógenos, 4 telones de diferentes colores y un trípode la mar de práctico. Una vez terminadas de hacer las fotos, todo va dentro de la maletita y a recoger. Apenas ocupa espacio.
Si os gusta el invento, lo compré AQUÍ. No es lo mejor que hay en el mercado pero para mí es suficiente.

Las fotos las hice a las 19:30 de la tarde aproximadamente, en un día algo nublado y con la persiana de mi "cuarto de estar" casi bajada para evitar sombras. Osea que como podéis ver en la foto, con muy poca luz y haciendo las fotos en modo manual con los ajustes necesarios, se pueden conseguir unos resultados aceptables.
Normalmente ajusto la velocidad de obturación, el valor de abertura, la ISO según las condiciones de luz y cambio la distancia de enfoque usando en modo manual el enfoque macro que lleva mi cámara. Otro ajuste que en la anterior compacta no tenía y que ha mejorado mucho mis fotos, ya no las tengo que retocar tanto en Photoshop!

Imagino que la mitad de la gente está de vacaciones y la otra mitad contando los días que les faltan para marcharse. Yo seguiré haciendo galletas y esperando las "vacas" del año próximo...
Feliz verano a todos!

Cursos de galletas decoradas


Como ya sabéis, tengo la suerte de dar cursos de galletas decoradas en The cupcake's home, una preciosa tienda en el centro de Zaragoza que cuenta con una acojedora aula en la que da gusto estar. Yolanda y Rosa han logrado crear un espacio de lo más acogedor tanto para las alumnas que acuden a los cursos como para las que impartimos allí las clases.

Hace unos días me dijeron que habían recibido un montón de preciosos cortadores de galletas de cobre a un precio estupendo además, y me invitaron a pasar por la tienda para elegir los que más me gustaran para los próximos cursos de iniciación.


La idea era crear un curso de nivel básico donde las alumnas puedieran aprender a hacer la masa y la glasa como siempre, pero además quería incorporar varias técnicas para decorar las galletas combinando glasa y fondant, adornos de azúcar, estampados de flores o lunares y mucho más.


En muchas ocasiones las alumnas de los cursos de iniciación aprenden a delinear y rellenar únicamente y tal vez según las galletas que se decoren, no aprenden más que esa técnica. He intentado incorporar más contenido al curso de iniciación y pienso que las alumnas saldrán con muchos más recursos para dar rienda suelta a su creatividad una vez que se pongan a hacer galletas en casa.


Las alumnas aprenderán a delinear y rellenar, aplicar la técnica del marbling o marmolado, usar adornos de fondant utilizando cortadores con expulsor, dar aspecto metalizado con luster dust o hacer lunares o flores con glasa de relleno.


Creo que los cortadores que elegimos para este curso son todos preciosos. Hemos incluído incluso el cortador de la niña con coletas que tanto nos gusta!


Los nuevos cursos de iniciación no tienen todavía fecha a estas alturas del verano, pero quería enseñaros ya las galletas que he preparado por si os animais a venir.
Para mí será un placer!

Más información AQUÍ y AQUÍ