Es un niño!


Recibí hace unos días un encargo... unas galletas para celebrar el futuro nacimiento de un niño.

Si adoro hacer galletas es porque siempre que las hago, sé con seguridad que van destinadas a un momento especial en la vida de alguien, que siempre provocan una sonrisa y que se reciben con mucho cariño.
Las galletas de bebé son especialmente agradables de decorar. Los cortadores son bonitos, los colores que se utilizan son suaves y alegres y el resultado a la vista está.
Yo les encuentro cienes y cienes de fallos porque soy una pesada y una perfeccionista... la glasa de contorno azul por ejemplo, esta vez me quedó menos fluída de lo que a mí me gusta para decorar. La glasa teñida de azul no sé porqué siempre me da problemas...



Me moría de ganas por estrenar el cortador del osito de peluche!
La última vez que hice galletas para bebé no lo tenía y no me hacía una idea de como iba a decorar esta galleta. Como siempre mi amigo Google me echó una mano y buscando entre docenas de imágenes diferentes encontré unas cuantas que me sirvieron de inspiración. El osito ideal era el del blog de Kareen... es que me encanta como decora sus galletas!
Mi decepción llegó cuando me puse a decorarlos y descubrí que mi cortador era distinto al que ella usaba. Tuve que improvisar sobre la marcha y no me parece que quedaran tan mal al final. Los detalles como el pespunte y la naricilla y boca del osito, están pintados con rotulador comestible.


Me gusta mucho decorar los caballitos. La última vez que hice esta galleta me inspiré en un diseño de la gran galletera norteamericana TheCookieArtisan, pero esta vez me apeteció cambiar el diseño y los colores.


No me gustan los baberos! Lo confieso... siempre que hago esta galleta no entiendo porqué me queda tan fea. Una vez aplicada la glasa blanca y pegados los patitos de azúcar, delineo el exterior y los fastidio. Les hago puntitos alrededor por ver si me gustan más y no hay manera... que no me gusta como me quedan! Sin embargo la galleta del patito me parece una monada.


Esta vez decidí aplicar azúcar de colores en los chupetes y los sonajeros... me gusta mucho el efecto que el azúcar les da a las galletas. También creo que he mejorado un poquito la decoración del cochecito de bebé, los últimos que hice no me acabaron de gustar... este ya es otra cosa!


Y finalmente los bodies... ¿no son una cucada? Puede que con el caballito esta sea la galleta de bebé que más me agrada decorar.


He rellenado la cesta con papel de seda, embolsado las galletas y atado cada paquete con un lazo. Solo me falta envolver todo con papel de celofán y arriba lo cerraré con un bonito lazo de tul celeste... qué ganas tengo de entregarlas!

Feliz Cumpleaños!



Hoy, día 3 de Junio, es mi cumpleaños... si mentalmente me has felicitado, muchas gracias!

Soy una adicta al chocolate, no lo puedo remediar. Cuando ví esta receta, la guardé bien guardadita entre mis favoritos y esperé pacientemente a que llegara este día para hacerme el homenaje:

UNA TARTA MOUSSE DE TRES CHOCOLATES

He visto por la red otras muchas recetas de este postre, pero en la mayoría hacía falta usar la Thermomix ó eran más complicadas de hacer. Esta receta es sencilla, creo que económica también, con ingredientes fáciles de encontrar y el resultado es una tarta bonita y deliciosa. Además de cara al veranito que se acerca, no necesita horno si pones una base de galletas y mantequilla en lugar de bizcocho.
Chocolate negro, chocolate con leche y chocolate blanco reunidos en una sola tarta... ¿qué más se puede pedir?

Ya sé que en este blog suelo hablar de galletas, pero no podía resistirme a recomendaros probar con esta delicia. Si te gusta el chocolate tanto como a mí y tienes ocasión, deberías hacer esta tarta... no te arrepentirás!